SALUDOSpr2.com

 

Portada

Sociales

downloscdad GPS-satellite-around-Earth-moving-animation GPS-satellite-around-Earth-moving-animation

GOYITO Y RAFIN

Presenta

Magazín Bilingüe de Sátira Política, Humor,  Anécdotas, Cuentos, MASCOTAS y Algo de Literatura Puertorriqueña

Bilingual Magazine of political satire, Humor, Anecdotes, Short Stories, Pets and Mascots and some puertrorrican literature

San Juan--Puerto Rico

PURA VELA

ONLY SAILING

usa-american-flag-gif-6 extra
bandera-de-puerto-rico-imagen-animada-0007

2019

 

La Rebelión de las Masas Parte II.

capitalist_pyramid_ben_garrison tumblr_inline_nszl6nPy5H1sqf63u_500

La Pirámide del Capitalismo

Se desborona

Viene el Cambio

Los que vienen siguiendo el desenvolvimiento de la Campaña eleccionaria en los Estados Unidos no pueden menos que sorprenderse grandemente, por la euforia y poco usual enorme participación de las grandes multitudes en la misma. En comicios anteriores y por décadas, había pasado todo lo contrario; tan así, que los EE.UU., era notorio por la bajísima participación ciudadana; una de las más bajas en el Mundo. Las elecciones eran un ejercicio reservado a los grupos militantes de ambos partidos norteamericanos, es decir: Republicanos (GOP) y Democratas (DMS). Eran esos “grass roots” o “corazón del rollo” en ambos lados, los que se debatían en forma igual cada cuatro y años tras años. Un espectáculo desabrido lleno de slogans, “enlatados” mensajes que se repetían con poquísimo o ningún contenido de real trascendencia para el gran Pueblo, que entonces acudían a votar, por costumbre más que por otra cosa.  La estructura oficial del Establecimiento –“Establishment”-- Político Nacional, tras bastidores y motivados por los grandes Intereses monetarios, comerciales etc., respaldaban al candidato que más se hubiera destacado en su carrera política como a tono con esta estrategia e ideología. Se destinaban grandes cantidades multimillonarias a respaldarlo a través de toda la nación y en todos los medios de difusión: radial, televisiva, prensa escrita y cuanto otro medio se pudiera asesar como sociedades, entes políticos, uniones, etc. Pero era con los fondos de los “big Packs” aportados por estos grupos económicos, que se costeaban las campañas. Claro que los candidatos o contendientes, también levantaban sus particulares fondos.

 

¿Qué ha provocado esta tan diferente campaña? Ya en el artículo anterior en esta revista, se cubrió este aspecto, pero abundando un poco más tenemos que por fuerza añadir que tal vez el factor  principal y cosa que se viene evidenciando cada día más y más, es la incisiva personalidad de dos de los contendientes en filas distintas.  Nadie puede negar que a pesar de su descabellado, atropellante, soez, xenofóbico discurso, Donald Trump por márgenes nunca antes visto en el Partido Republicano, ha despertado un segmento de la sociedad norteamericana de centro a ultra derecha sin paralelo en la historia de ese partido. Ha despertado tales pasiones que recuerda las marchas seguidoras de Adolf Hitler a fines de los años treinta. La violencia, la confrontación, el odio contra minorías nacionales es algo que mete miedo y hace pensar que pasaría si fuera Presidente. Pero sin dudas también, se trata una REVOLUCION DE MASAS: las del extremo centro y ultraderecha.

 

Por el otro lado, Bernie Sanders, quien hasta hace muy poco se descartaba como un candidato viable, no solo ha probado lo contrario sino que al igual que Trump, despierta en las grandes multitudes, un tremendo entusiasmo y arrastra las inmensas juventudes de la Nación con su mensaje y plan de gobierno. Bernie Sanders, sin retórica demagógica, al descubrir por primera vez la grandes inequidades del sistema capitalista, la usurpación del poder político por las grandes corporaciones y la corrupción de los aspectos democráticos en el proceso electoral por los Big Packs que compran candidatos; la injusticia de un salario mínimo federal pequeño, la ratiquitica dadiva del Seguro Social, la falta de una solida legislación que provea cuidado médico como un derecho ciudadano para todos. La denuncia del escandaloso control del uno por ciento de la población en el noventinueve por ciento de los bienes nacionales; la escasa contribución de lo supericos al fisco y sus escondidas fortunas en bancos ultramarinos. Estas argumentaciones han ido despertando de tal manera a la ciudadanía que ha creado todo un movimiento que él llama: “Revolución”.  Es sin duda una revolución de las masas porque aún el caso y en el campo de Mr. Trump, se ha oído iguales manifestaciones parecidas y esto lo convierte en un fenómeno nacional. Una revolución de las masas con base Nacion; una revolución imparable con visos de una eminente destrucción de Establecimiento –“Establishment—poltico igualmente Nacional. Una revolución que dejará indeleble cambios en el enfoque que el político tradicional tendrá sobre TODOS los issues que se han tocado en esta campaña y eso incluye a Puerto Rico.