SALUDOSpr2.com

 

Portada

Sociales

downloscdad GPS-satellite-around-Earth-moving-animation GPS-satellite-around-Earth-moving-animation

GOYITO Y RAFIN

Presenta

Magazín Bilingüe de Sátira Política, Humor,  Anécdotas, Cuentos, MASCOTAS y Algo de Literatura Puertorriqueña

Bilingual Magazine of political satire, Humor, Anecdotes, Short Stories, Pets and Mascots and some puertrorrican literature

San Juan--Puerto Rico

PURA VELA

ONLY SAILING

usa-american-flag-gif-6 extra
bandera-de-puerto-rico-imagen-animada-0007

2019

 

 

Marie Cesette

Woman with Parrot

 

De Jeremie

Madre del Gran General Alexander Dumas

Abuela del Excelso Novelista Francés

Alejandro Dumas

Totalmente desconocido es el hecho de que el gran novelista Alejandro Dumas, autor de “Los Tres Mosqueteros’  es hijo de uno, sino el más famoso y desconocido General de Napoleón: Thomas-Alexandre Dumas, el Conde Negro , héroe olvidado de la Revolución y guerras francesas, que por ser de raza mixta y por celos de sus hazañas en los campos de las batallas napoleónicas, se le ignoró y marginó.  Tampoco es bien sabido que este hombre nació en Jerémie, Haití, el 25 de marzo de 1762  y que su madre fue Marie Cesette Dumas, bella cuarterona y el Marqués Alexandre-Antoine Davy de la Pailleterie, al servicio del gobierno de Francia como Général de artillería en la colonia de Saint-Domingue. Hoy República de Haití.

 

Cantidades de disparates y de inverosímiles teorías se han esgrimido a través de los años sobre quien era en verdad Marie Cesette. De que era una ex reina congolesa, bella ex esclava comprada por Antoine Davy, o una mulata haitiana  de las muchas que siempre los hacendados coloniales francés, tenían como queridas. Bueno casi todo producto de investigadores de una era racista, donde el hecho de que un blanco viviera o se casara con una negra, mulata o cuarterona, era muy mal visto y al hablar de ello había que encuadrarlo dentro de parámetros denigrantes y racistas.  Pero si se quiere saber la verdadera historia hay que leer la Novela “Marie Cesette”, que puede ser conseguida en Amazon.

 

Marie Cesette, solo puede ser descrita, aparte de su reportada extraordinaria belleza, como una mujer sencillamente fenomenal. Obviamente muy inteligente y de recursos fuera de lo común. Tiene que por fuerza haberlo sido para sobrevivir y empujar una familia de un varón y dos hembras durante una de las peores épocas vividas en la isla de la Hispaniola. Cuando en el 1791, Dutty Boukman, sacerdote vudú, o houngan., allá en el bosque del caimán o Bois Cayiman, cerca de  Cabo Haitiano, declaró la revolución y exterminio de los hacendados franceses, sus familias, quema y destrucción de sus plantaciones y el del ejército francés acuartelado en los llanos del Norte de Haití. Es asombroso como esta mujer pudo luego de ser abandonada por Antoine Davy su marido, huyendo de la masacre que sobrevino de todo lo que fuera francés, no solo hecha para adelante su familia, sino administra y hasta hace prosperar la plantación que tenían en Jeremie, en la lejana Grande Ansé allí en los campos de Gaunadée en la rivera del rio Grande de Ansé.

 

Yo desconocía por completo la historia de Marie Cesette. De su nieto el novelista Alejandro Dumas, conocía algunas de sus novelas, pero eso era todo. Resulta que para los años del 1997 hasta el 2003, administraba un complejo agroindustrial de producción de harinas zootécnicas en la antigua finca de la Granada Fruit Company en Pepillo Salcedo en la bahía de Manzanillo donde vivía. Es este pueblo dominicano, frontero en su parte más Noroeste con Haití; de hecho, solo el rio Masacre divide a ambas naciones. Los fines de semanas, por no tener mejor cosa que hacer, me iba con un empleado  muy conocedor de la región hasta Fort Liberté en Haití, a unos 37 millas de Manzanillo y un par de horas por mar. El sitio en si no era de mi completo agrado pero en dicha bahía que es inmensa, había un pequeño hotelito de piedras, justamente en una de las esquinas de la bahía y que una anciana francesa administraba y era su dueña. Monique su nombre, era una excepcional cocinera razón por la cual, como abeja al panal me atraía sobre manera, una vez lo descubrí. Por eso, cada vez que podía me iba para allá en una pequeña lanchita de 19 pies que tenia y de paso, pescaba todo el trayecto. En aquellos entonces, pagaba por la estadía de dos noches en uno de sus modestos pero limpios cuartos el equivalente a cuarenta dólares sin contar las comidas que eran sencillamente increíbles. Un menú francés provenzal, vino regular y un café igualmente fuera de liga. Yo no sé si ustedes están enterado que en las montañas de Haití a miles de pies de altura se cosecha uno de los mejores café arábicos del mundo. Conocido como “Montain Bleu;” tiene un aroma y sabor fuera de este mundo. Así que combinado con las comidas de Monique y un ron que allí aprendí a beber, el Babancourt, constituían para mí una experiencia y recarga de baterías única a la que siempre esperaba con ansias poder experimentar.

 

En uno de esos viajes, un domingo por las mañana esperando a una persona que me iba a llevar a ver por tierra toda la comarca de la bahía, fue cuando me vine a enterar de Marie Cesette Dumas. Monique que estaba sentada en uno de esos sillones de mimbre estilo Kennedies, observó que yo sentado prácticamente a su lado en el pequeño recibidor, leía en un viejo magazín haitiano, un artículo sobre el General Thomas Alexander Dumas. “Le interesa le historia”—me preguntó—Si, le respondí. “Me parece extraordinaria la vida de este hombre”—continué respondiéndole. “Bueno, si a usted le parece extraordinaire su historia debía leer sobre su madre que es haitiana y de quien tengo mucha información que mas nadie posee”. Le contesté que me gustaría mucho porque la historia caribeña es una de mis pasiones y le conté que me gustaba escribir.  Monique se levantó y al rato regresó con una vieja maleta aquellas de cuero que olía a naftalina mata cucarachas. La abrió y sacó un grupo de carta amarradas con una cinta multicolor. Me contó que eran cartas que le escribió  desde Martinica la hermana de las esposa del Marqués Alexandre-Antoine Davy de la Pailleterie y que habían llegado a ella por una vieja empleada suya cuya madre había trabajado para esa señora, marquesa. En ellas se contaba casi cronológicamente no solo la historia de los últimos años de la próspera colonia francesa de Saint-Domingue, como dije: hoy Haití, si no también la de Martinique. De esa manera comenzaron una serie de viajes de Manzanillo a Fort Liberté por los cuales me fui empapando de esa increíble historia que es la vida de Marie Cesette Dumas, según me la traducía Monique, y además, la de Toussaint L’overture  desde unos ángulos e información muy distinta a lo reportada posteriormente por escritores sin acceso a estas reveladoras cartas y que la dan por cierta en tratados y en el Internet. Una historia contada por sus protagonistas, a través de las vidas de la familia de los Pelleteries, de sus amistades los afranchis, la de François Dominique Toussaint-Louverture, Marie Cesette y sus hijos, incluyendo la triste historia de su hijo Thomas-Alexandre y luego General de Napoleón. Una historia de la vida común durante los mejores tiempos de colonia, los de las grandes incertidumbres antes y después de la revolución, que constituyó la primera república en el Nuevo Mundo. Una historia aterradora de las masacres de familias enteras por los negros cimarrones levantados, la quema de las haciendas, el éxodo de los franceses, la intervención del más grande ejercito en cruzar los mares enviado por Napoleón para apagar la revolución, severamente diezmado y derrotado por Toussaint L’Overture y finalmente la traición de Napoleón a Toussaint.

 

 

 

1c-001-ss-07-epiace-lg 2882a35419fa61362141f2718c5a0363 180px-The_Barbadoes_Mulatto_Girl 0c910d74309c526523c3fbb55414239f a_linen_market b brunias001 ends barabao booksbig cass6 USASsugarP 749px-Incendie_de_la_Plaine_du_Cap._-_Massacre_des_Blancs_par_les_Noirs._FRANCE_MILITAIRE._-_Martinet_del._-_Masson_Sculp_-_33 200px-Cimarrón 000854_medium tumblr_m94i4qSRIv1rw8y18o1_500 X847_727_CWToussaintCheval1 REBELIÓN DE LOS NEGROS EN HAITÍ Haitian-Slave-Revolution

CONTINUA EL

MES ENTRANTE