SALUDOSpr2.com

 

Portada

Sociales

downloscdad GPS-satellite-around-Earth-moving-animation GPS-satellite-around-Earth-moving-animation

GOYITO Y RAFIN

Presenta

Magazín Bilingüe de Sátira Política, Humor,  Anécdotas, Cuentos, MASCOTAS y Algo de Literatura Puertorriqueña

Bilingual Magazine of political satire, Humor, Anecdotes, Short Stories, Pets and Mascots and some puertrorrican literature

San Juan--Puerto Rico

PURA VELA

ONLY SAILING

usa-american-flag-gif-6 extra
bandera-de-puerto-rico-imagen-animada-0007

2019

LO INVEROSIMIL DEL NEOATEISMO

Desde que comenzó el siglo XXI se ha formado una tendencia creciente entre ateos que han pasado del anterior “pasotismo” del fenómeno religioso a la confrontación más fuerte.

 

Una serie de artículos, en todos los medios del Internet,  destacan cómo ha renacido la “propaganda atea” en el siglo XXI, algo que parecía enterrado tras la caída de la URSS. Sin embargo, el “nuevo ateísmo” surge desvinculándose de relaciones políticas para aferrarse a la ciencia. Así, se reconocen cuatro figuras editoriales fundamentales: Richard Dawkins, Sam Harris, Daniel Dennett y Christopher Hitchens, a los que podría agregarse Stephen Hawking. La crítica atea a las religiones se ha convertido en un gran negocio que mueve millones en todo el mundo. Muchos son los pseudos teólogos que se han prestado a esta inútil tarea presumiendo de filósofos de la “avant garde” literaria.

 

Incluso en internet, es muy seguido el blog “Ateísmo para cristianos” que no pretende convencer, sino presentar los argumentos ateos para que los creyentes los conozcan. Y lo mismo se puede decir de los grupos “escépticos” y racionalistas que impulsan el pensamiento racional siguiendo a Mario Bunge. Estos autores –junto con otros- están librando una batalla contra lo que ellos entienden como la intolerancia, la ignorancia religiosa, el mito, la superstición y diversas formas de adoctrinamiento, mostrando que sólo visiones y comprensiones del universo de corte naturalista, irreligioso y ateo sirven para el avance de la sociedad. Cosa que si no fuera por la mescolanza, incongruencias, contra sentidos y mal presentados teoremas, muchos más incautos serian sus presas. Esta tendencia aparenta ser por lo menos aquí en Puerto Rico, de las más prevalecientes, sobre todo entre personas de algunos estudios universitarios pero sin ninguna concluyente, o de alguna forma holística.

 

En cierta forma, las mismas tradicionales iglesias—cristianas todas, y de otras denominaciones—tienen culpa de este desorden filosófico. Y a propósito, y es su acertada intervención, el Papa Francisco I., lo ha manifestado en términos clarísimos:”El  concepto de Dios necesita actualización”. Ha visto que aunque nada concluyentes, muchos de los argumentos explotados por el “novoateismo”,sobre todo de tipo “Bunge”,  no son del todo incorrectos. Por eso quise y está incluido en este número de Saludospr2.com, presentarles mis comentarios a un artículo que salió publicado en el periódico “El Nuevo Dia” de Puerto Rico recientemente por señor  Yazir Sued, maestro en la Universidad de P.R.,  que entra precisamente en este aspecto, y porque desnuda mucho de lo que ha afectado y restado relevancia a la propuesta del cristianismo por las tradicionales iglesias, incluyendo la católica y que yo profeso.

 

Me acordaba de una conferencia a la que asistí mientras hacia mi maestría en Derecho en la Universidad de Yale, ofrecida por Philip Clayton, doctor en Filosofía y en Teología allí; profesor de la cátedra Ingraham en la Claremont School of Theology, se preguntaba: “¿Por qué debe evolucionar el teísmo en la Era de la Ciencia?”. Una de las consecuencias de su trabajo es el descubrimiento de un consenso general en las universidades, donde mayoritariamente se considera que los teólogos trabajan con creencias que tienen poco interés para el mundo contemporáneo; conciben a Dios tan distante de esta era científica, como irrelevante para las inquietudes contemporáneas. Cuando los teólogos se defienden ante este juicio, suelen hacerlo de uno de estos dos modos: a). en ocasiones, apelan a la invencible autoridad de sus escrituras sagradas, b). o a sus credos lo que llaman: “dogmas de fe”.

 

Probablemente, quienes están fuera de los círculos cristianos, no disputen el derecho que tienen los teólogos a realizar esta apelación, pero no le conceden apenas relevancia en la cultura contemporánea y el lector—sobre todos los de internet (facebook-etc.) –no quedan convencidos y menos atraídos a esta postura. Es una de las razones o cosas entre otras, por la fuga del feligrés de sus tradicionales iglesias. Pero lo que esta postura no ha podido desarrollar, es una tesis mayoritaria, para definir entonces quien es o no puede ser Dios fuera de la exegesis dogmatica.

 

Por otro lado—y lo recomiendo vehementemente—el Dr. Francis S. Collins en su genial libro (Premio Principe de Asturias 2006), “Como Habla Dios”  entra pisando fuerte en temas que solo un hombre como él con doctorados en varias disciplinas científicas podría hacer en la forma holística, tan necesaria para estos complejos temas. Collins por fin le da un lenguaje científico, más digestible a las tesis de Pierre Teilhard de Chardin que ya antes en el 1947, y con su peculiar nomenclatura, se había adentrado profundamente en las entrañas de la Divinidad.  Caza, armoniza la ciencia con la existencia de Dios, y le da jaquemate a la postura de Stephen Hawking respecto a su negativa de aceptar “Motor Primario” pre Big Bang.  

 

Concluye Collins, luego de analizar cada una de las posturas del neoateismo y las de algunos científicos, astrofísicos como Hawking, hasta a Robert Jastrow que se le aproxima  que-- y cito: “El Big Bang exige una explicación divina. Obliga a la conclusión de que la naturaleza tuvo un inicio definido. No veo como la naturaleza se hubiera podido crear a si misma. Solo una fuerza sobrenatural fuera del espacio y del tiempo podría haberlo hecho”.

 

La ciencia, la astrofísica y la física cuántica, hace ya un par de décadas, dejó atrás a cualquier aspecto de las tesis o argumentaciones del ateo.  De hecho, es la piedra de remate en la sepultura de esta aberración humana. Se trata de la ínfima indivisible partícula primaria, aquella cuyo origen está inmersa en el Big Bang. El “Bosón de Higgs” o “Partícula de Dios” es una partícula que recoge la masa y le da tamaño y forma, permitiendo la formación de los átomos que conforman todo el universo. La teoría tiene su origen en 1964, aunque este elemento fue descubierto por el CERN en Suiza recién en 2012. Y para sepultar la teoría de Stephen Hawking., el mismo dijo antes de morir hace apenas unos días, que tal partícula podría destruir el Universo. Entonces, si lo puede destruir, porque no lo va a poder crear.

foto ateo croped

Mas detalles sobre el Bosón de Higgs

Link button Arrow black small

Rafin R. Mena